julio 04, 2018

 

Sus características físicas lo convierten en un perro único y divertido que normalmente gusta a todas las personas. Tienen un aspecto gracioso y una forma de caminar que no pasa desapercibida.

Su nombre original no es “perro salchicha”. Este fue un apodo cariñoso que recibió con el paso del tiempo. Su verdadero nombre es Dachshund, Teckel o Dackel. Algo bastante serio para su apariencia tan graciosa.

Sus orejas al estar caídas necesitan ser revisadas continuamente para asegurarse de que no hay infecciones o suciedad.

Existen dos tipos: el estándar y el miniatura que es usado para la caza de conejos por su tamaño y rapidez.

El perro salchicha tiene un carácter muy tranquilo. Aunque hay quienes dicen que es una raza difícil de educar, eso no es del todo cierto. Aunque si te descuidas puedes llegar a malcriarlos y esto puede afectar su actitud, si quieres que sea fácil educar a tu perro salchicha, deberás dejarle claro quién manda desde el principio.

Es sumamente importante que tenga una alimentación balanceada alta en proteínas y baja en grasas para evitarle el sobrepeso y daños a su columna.

Como todos los perros, el perro salchicha también necesita hacer ejercicio, pero recuerda que sus patas cortas tienen limitaciones. No lo fuerces a hacer más de lo que realmente puede.

Si es la mascota de la familia y tienes niños, ten cuidado. Pídeles a tus niños que lo dejen descansar y no lo saturen. Pero tampoco permitan que se vuelva un perezoso.

Este perrito es tan tierno y divertido que una vez que tengas uno no podrás dejara de amar esta raza. Anímate y adopta.

¿Te gustaría conocer a nuestro Mini Amigo Dachshund? Haz click aquí