junio 29, 2018

 

Sus grandes ojos oscuros y su llamativo y hermoso pelaje que va de tonos caobas a rubios e incluso negro, cautiva a una gran cantidad de personas alrededor del mundo y por eso los Cocker Spaniel hacen de las suyas con sus amos.

Suelen tener un carácter muy dominante pero si desde cachorros son entrenados, no habrá problemas con su actitud.

A esos perritos les encanta la atención, no les gusta estar solos. La soledad puede volverlos muy nerviosos o agresivos. Ten cuidado con esto, dedícales tiempo. Lo más recomendable sería que compartieras mucho tiempo con ellos y con toda la familia. Les encantan los niños pues estos pueden pasar horas jugando con ellos y dándoles mucho amor.

Algunas personas consideran que debemos tener particular cuidado con estos perritos ya que son algo temperamentales. Pueden llegar a sufrir un trastorno del comportamiento canino llamado síndrome de la furia.

Los Cocker Spaniel son perros muy atléticos y decididos. Necesitan de mucha actividad física para colmar sus necesidades, así como controlar su dieta ya que son propensos a engordar. Y aquí es donde entran al ataque nuevamente sus ojos expresivos y llamativos, te intentarán convencer con miradas tiernas para que les des más comida pero debes ser fuerte y cuidar su salud.

Necesitarán una dieta rica en proteínas y Omega 3 para no aumentar de peso y además para lograr mantener su pelaje radiante que al ser tan abundante lo deberás peinar por lo meos una vez al día.

Las orejas del Cocker Spaniel son muy largas, siempre es conveniente tener atención en ellas para evitar que tenga problemas como infecciones o excesiva suciedad, debido a que todo el tiempo va arrastrándolas por el suelo.

Cuidar a nuestras mascotas es una tarea diaria, dales siempre lo mejor de ti y ellos te responderán con muchísimo amor.

¿Te gustaría conocerlo? Haz click aquí