Arte que empodera a las Mujeres!

Queremos compartir con Ustedes la historia de Ramila! Otra de las maravillosas artesanas del Valle de Kathmandu, que elabora las lindas pulseras que hoy podemos usar acá en Chile!

“Soy Ramila Khadka, tengo 27 años de edad; vivo en Dallu, Kathmandu. Mi nivel
de educación es básico, por lo que me es imposible encontrar un buen empleo en las empresas tecnológicas o en áreas administrativas en mi país. Sin embargo, me encanta elaborar artesanías y he estado trabajando precisamente elaborando manualidades desde hace ya cinco años. Fueron mis amigas quienes me enseñaron el arte de elaborar manualidades, luego de preguntarles frecuentemente y con insistencia, cómo hacían para confeccionar las pulseras que yo las veía trabajar. Hoy en día confecciono brazaletes, fundas para teléfonos celulares y muchos otros accesorios elaborados cuidadosamente con cuentas y piedras.

Mi esposo ha tenido que emplearse fuera del país, en el Medio Oriente , específicamente en Dubai; pues hoy en día hay muy pocas oportunidades de trabajo y superación en Nepal para las personas con un bajo nivel de estudios; el cual es nuestro caso. Así que él ha emigrado para trabajar y lograr construir para nuestra familia un mejor futuro. 

Vivo sola, con mi hijo de seis años de edad, a quien yo estoy criando y educando. Gracias a las artesanías que elaboro, gano suficiente dinero para llevar a casa y además ayudo a proveer empleos decentes y bien remunerados para otras mujeres de mi comunidad.

Actualmente ocho mujeres, madres y amas de casa, trabajan conmigo; y están felices y agradecidas por tener la oportunidad de desarrollarse y sacar adelante a su familia gracias al negocio de las artesanías. Sin duda, la posibilidad de ganar dinero para mi familia es la principal razón que tuve para involucrarme en aprender y desarrollarme en esta actividad; pero más allá del dinero, realmente me gusta y disfruto lo que hago, y me siento feliz y orgullosa cada vez que completo una manualidad”.

Gracias al apoyo de asociaciones como Federation of Handicraft Association of Nepal, ahora Ramila y mujeres como ella exportan sus productos a muchos países en todo el mundo.

Estas asociaciones ayudan a proveer fuentes de empleo para muchas mujeres que como Ramila, son artesanas muy habilidosas, que trabajan desde sus hogares, lo que les permite cuidar de sus hijos, atender las tareas del hogar y al mismo tiempo ganar dinero de una forma honrada para sacar adelante a sus familias.


Publicación más antigua Publicación más reciente